Skip to content

Alejandro Guillén: “Tenemos que empezar a pensar en utopías posibles”

junio 11, 2009

alejandroguillen_entreAlejandro Guillén es un hombre de Universidad. Tras su paso, en la década de los 70 por Alemania y España, donde se licenció en Economía en la Universidad Complutense de Madrid, se integró en la Universidad de Cuenca (Ecuador). Allí ha sido director del Instituto de Investigaciones Sociales y en los últimos 15 años ha desarrollado su actividad en tres ámbitos: la investigación, la gestión para el desarrollo y la producción de información para el desarrollo local. En la actualidad dirige el Pydlos (Programa de Población y Desarrollo Local Sustentable), compuesto por un equipo interdisciplinar que trabaja en temas de población y territorio desde 1995.

Pregunta: Podríamos afirmar que Ecuador está viviendo en la actualidad un momento histórico, ¿cuáles son sus particularidades?

Respuesta: En Ecuador, un país de una enorme vulnerabilidad, y que ha vivido una crisis de institucionalidad durante muchos años, en los que ni la democracia produjo los resultados esperados por la población, ni el desarrollo mejoró sus condiciones de vida, se abrieron nuevas expectativas de cambio a través del presidente Correa y de su propuesta de desarrollar una Constituyente. Esa Constituyente se articuló a través de un ideal de la cosmovisión andina que es el buen vivir y ese és el elemento en torno al cual se han diseñado los derechos o la visión de desarrollo. En eso estamos comprometidos en este momento, el país comienza a tener un nuevo referente simbólico para funcionar.

P: ¿Cuáles son las bases de ese nuevo referente simbólico?

R: Este nuevo referente rompe con las limitaciones del modelo de desarrollo tradicional. Una de sus bases fundamentales es que la naturaleza tiene derechos.  Esto implica una definición de que la naturaleza es viva y como tal es igual que el resto de seres vivos que interactuamos con ella. Dotar de derechos a la naturaleza es algo sustantivo porque rompe con la vieja tradición del pensamiento o de la economía occidental que ven a la naturaleza como un recurso. Ésta ahora pasa a ser un sujeto y un actor del desarrollo. Eso es fundamental porque ahora en la economía ya no se trata de ver cuáles son las externalidades o los impactos ambientales, sino de cómo hacer una economía que no genere impactos ambientales.

P: ¿Y eso es posible?

R: Bueno, ése es el reto. Además, creo honestamente que en este momento hay que comenzar a pensar en utopías posibles porque de lo contrario estaríamos hipotecados al desastre. Esa utopía posible pasa por lo humano, y ser humano no solamente en lo individual sino también en las relaciones sociales entre individuos en las comunidades, y de las comunidades contextualizadas en ambientes biofísicos con los cuales existe una relación directa, porque el sentido del ambiente está dado por lo humano, y el ambiente  a su vez condiciona y da sentido a la vida de las gentes.

P: De alguna manera el concepto del buen vivir implica una superación de conceptos anteriores como el de progreso o desarrollo tal y como lo hemos entendido tradicionalmente…

R: Es así de hecho. La cosmovisión europea tiene su racionalidad, que no es buena ni es mala, es una racionalidad que se veía en términos de crecimiento, evolución, progreso… pero ahora se están viendo los fracasos de esa visión. El buen vivir es una apuesta a superar esas paradojas y contradicciones, pero hay que construir. Ahora bien, se trata de una construcción colectiva que está cambiando los conceptos del desarrollo, cómo entender la democracia, cómo hacer un mundo posible donde no solamente se contemple el presente sino que tampoco se hipoteque el futuro.

P: Hablando de democracia, usted ha dicho en alguna ocasión que el modelo de democracia convencional no es completo tal y como lo entendemos…

R: Claro, con eso quiero decir que muchas de las veces a lo que apostamos fue a los procesos electorales con expectativas de que llegando a las urnas íbamos a solucionar los problemas y eso llevó a que en un determinado momento se hicieran propuestas fantasiosas e imaginarias, que nos condujeron a unos populismos que llevaron a la confusión… Pensábamos que legalmente, constituyendo esos gobiernos éstos iban a ser legitimados. Creo que ésa es la gran frustación que existe, la de una democracia que no produjo resultados para la gente. Ahora se está viendo que así es, que la democracia representativa está bien pero que no es suficiente si no existen unas formas de veeduría, de participación social que cierren el círculo. Yo elijo pero pido cuentas.

P: ¿Esos cambios a los que se refiere están previstos en la nueva Constitución ecuatoriana?

R: Sí, están previstos, pero el tema es esencialmente político. Cómo la ciudadanía comienza a discutir y a crear el poder, porque sin poder realmente es difícil transformar.

P: Desde el ámbito académico, ¿qué pueden aportar la Universidad y las Ciencias Sociales a este nuevo modelo de sociedad?

R: En ese sentido es evidente la crisis de pensamiento social en América Latina. Es evidente la destrucción de los espacios de construcción del pensamiento. El neoliberalismo se encargó de pensar más en la técnica que en el conocimiento y este momento se plantea como un gran reto de reconstitución de las ciencias sociales a partir de un nuevo paradigma, que sería el buen vivir. Esto implica la superación de las visiones disciplinarias, tenemos que asumir que la complejidad de la realidad es una práctica interdisciplinaria. Esto es un reto muy fuerte porque pasa por la redefinición de conceptos, por crear un lenguaje que nos permita entender posiciones teóricas y cosmovisiones diversas.

P: ¿Están las Ciencias Sociales preparadas para evaluar el grado de buen vivir en una sociedad?

R: El tema del crecimiento siempre fue medido por el PIB, en un mejor momento por el Producto Interno Bruto per cápita, luego se dijo que no era suficiente lo cuantitativo, que había que tomar elementos cualitativos para ver cómo iba mejorando la educación, la salud, indicadores ambientales… y al final se construyó el Índice de Desarrollo Humano. Éste nos dice lo que está haciendo cada país en función del desarrollo humano.

P: ¿Podría ser válido el Índice de Desarrollo Humano aplicado al buen vivir?

R: Sí, podría ser válido mientras el concepto de desarrollo estuviera definido en esos términos. En cambio haría falta un índice mucho más complejo. Cómo mide usted el respeto a los derechos de la naturaleza, los derechos comunitarios y sociales a parte de indicadores individuales, o cómo se mide el tema de la felicidad, o del derecho al agua, la paz, etc… Es algo que desborda a primera vista pero ésos son los grandes retos de la academia, y de una academia que supere lo disciplinario y vea los problemas en su complejidad a través de la interdisciplinaridad.

P: ¿Alguna pista de por dónde podrían ir los tiros?

R: Bueno, la única pista de todo esto es lo que decía Alberto Acosta: no solamente es el ser sino también el construir. Nunca pensemos que para esto hay recetas, ni fórmulas preestablecidas. Quizás el gran aprendizaje de América Latina en los últimos años es cómo se puede producir conocimiento desde los procesos y las prácticas sociales, desde la vida de la gente. Tendría que darse como una suerte de Ciencias Sociales que sean capaces de explicar los procesos de la vida, los procesos sociales, comunitarios y su relación con un ambiente que tiene sus propios derechos como ser vivo. Todo esto es sumamente complicado pero si tú no apuestas, si no tienes utopías caes en el tecnicismo, el tecnicismo te puede dar soluciones a lo concreto, a lo inmediato, pero no da soluciones a tu vida como ser humano. Y al final, lo esencial, es el concepto de vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: